Ir al contenido principal

Playlist "Ábrete de Orejas"

Por favor, no me acortes la canción

He de reconocer que sigo escuchando algunas emisoras de las llamadas generalistas, y con bastante frecuencia. Casi la misma con la que me agarro semejantes cabreos por la práctica que se está convirtiendo en habitual en todas ellas y la cuál aborrezco hasta la saciedad.

No se si alguna vez, sobre todo hace ya mucho tiempo, al escuchar la radio y salir alguna de tus muchas canciones favoritas, si tenías la mala suerte de estar cerca de la hora en punto o similares, te fastidiaban la canción cortándola por donde estuviera. Te aguantabas y punto. Ya la escucharías otra vez. Pero, aquellos tiempos se han ido y parece que para no volver, porque ahora la tendencia se dirige hacia la compresión total del tema en cuestión para que quepa en un minuto. Todo para rellenar huecos. Y esto, no es de recibo.

Hoy he tenido uno de esos múltiples ejemplos en los que he acabado terriblemente indignado, aunque como este los hay a montones. Estaba tranquilamente en el coche, camino del trabajo, cuando en medio de uno de esos interminables programas matutinos tipo magazine, pero venidos a menos (es decir, un montón de personas, llámense colaboradores o amiguetes, que se reúnen para estar durante cuatro horas dando la brasa e incluso molestando a la gente con esas bromas tan "extraordinarias"... hay que tener cuidado con las bromas)... Me he ido un poco por las ramas...Pues, como decía, de repente ponen una de esas canciones que a mí, personalmente, me levanta la moral y me dan ganas de cantar a grito pelado. Como no podía ser de otra forma, era el Shout de Tears for Fear (qué bien traído, caray!).

Una impresionante pieza que con sus casi seis minutos de poderío vocal y esa batería que te taladra el cerebro, no le hacía falta ninguna monería más...ni menos, porque cuando compruebas que las estrofas del estribillo han sido vilmente vejadas, o que el solo de guitarra apoteósico del final es recortado...¿A ti de que te entrarían ganas?

Como soy civilizado, quiero rendir un honesto homenaje a la canción menguada y, como es de ley, aquí está al cien por cien.


Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, en estos tiempos de prisas y ajustes, no se deja tiempo al tiempo para disfrutar de unos minutos de buena música

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus comentarios. A veces, la música es de las pocas cosas que nos quedan para estar a gusto en nuestro rincón.
    Por lo menos, que escuchemos las canciones tal cual son!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con Mr Floyd, aunque también es cierto que aún encuentras emisoras y/o programas concretos en los que te deleitan con los temas completos, así duren casi 10 minutos. La radio es como todo... hay que elegir y cambiar cuando no te convence. Es curioso que esas emisoras en las que hacen esos cortes de carnicero sean las de más oyentes. Por suerte ahora es más fácil acceder a la escucha completa de un tema vía internet, pero eso de los cortes ha pasado, pasa y pasará en radio. Una pena.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Vicky Fuentes, por compartir tus inquietudes con nosotros, y me alegro enormemente que estemos de acuerdo. Es cierto que los cortes no desaparecerán, pero aunque sea más fácil disponer de los temas completos a través de internet, ¿dónde queda la magia del tema introducido por la persona encargada de la locución?

    Siempre puede haber caminos intermedios, pero las emisoras mayoritarias se empeñan en hacer todas lo mismo.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes. Por supuesto, no defendía la utilización de internet en detrimento de las emisoras de radio... ¡jamás! Pero sí que es cierto que parte de la responsabilidad de que los amantes de la música cada día utilicen más esta vía es de los propios locutores o productores de los programas de radio... Entiendo que hay que cuadrar y todo eso, pero si como norma los temas son cortados, el oyente, antes o después querrá disfrutar del tema completo.
    La magia de la radio no debe perderse. Defiendo eso. Pero si los profesionales de radio siguen martirizándonos con cortes, por mucha magia que exista, nos iremos a internet.
    Por otra parte, y aunque es salirse del tema un poco, cada día existen más "radios online" y, personalmente opino que son producto de la insatisfacción con lo que existe "en las ondas" (cortes, temas comerciales, publicidad, etc, etc,...)
    Un placer encontrar este rinconcito donde opinar. Gracias a los que lo hacen posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias a ti, Vicky Fuentes, por tu magnifica y necesaria aportación a este blog con tus comentarios. Efectivamente, nosotros también defendemos la magia de la radio (de hecho, hacemos lo que podemos con nuestro programa) y estamos de acuerdo contigo en que las necesidades del público se están cubriendo, cada vez más, con las emisoras online.
    Escuchar las canciones y las informaciones que detallan los locutores, por separado, pueden conjuntarse muy bien sin necesidad de acortar los temas por cuestiones de tiempo.

    Saludos. Estás en tu casa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bunbury supera de nuevo las "Expectativas" en Pontevedra

Cuando un artista domina la situación,  eso se nota en su actitud, y de eso Bunbury está muy bien servido.

Puramente magnético,  es fascinante ver como el aragonés se mueve sabedor de que el público persigue sus movimientos, elegantes y escenograficos, que sirven de coreografía acompañante de unas composiciones brillantemente interpretadas por él y por su gran banda Los Santos Inocentes.
Pontevedra presenció en la noche del quince de agosto un gran concierto, dentro de las fiestas de la ciudad, en la Plaza de España rebosante de público y que puntualmente vio como Bunbury comenzó su recital de dos horas de duración con un repaso a muchos de sus temas, haciendo parada fundamental en las nuevas composiciones de Expectativas, su último álbum.
"La actitud correcta" sirvió de pistoletazo de salida a una serie de temas nuevos, como "Bandeja de plata", "Parecemos tontos" o "Cuna de Caín", entre otros. Pero pronto visitó anteriores trabajos, algunos ro…

David Guetta feat. Sia - "Titanium"

Vamos a escoger una manera impactante para comenzar nuestro año en el blog y la va a protagonizar David Guetta, con su impresionante tema "Titanium". ¿Por qué me gusta esta canción? Pues porque, a medida que avanza, va entrelanzando los medios tiempos iniciales con una explosión de sonido que te lleva, en segundos, desde no escuchar nada a la máxima potencia, justo en el estribillo, para luego descender al suelo y volver al tiempo marcado por una guitarra apagada, tal y como empieza. Si a esto se une que este hombre posee una habilidad particular consistente en rodearse de voces femeninas potentes (en esta ocasión se trata de la australiana Sia) da como resultado una pieza que te pone los pelos de punta, en según que momentos claro.


Por si me queréis acompañar, aquí tenéis el link para ver el vídeo y, si no tenéis ganas de verlo ahora, arriba tenéis la canción a secas, que ya es suficiente por si sola.


Debo reconocer que este es uno de esos temas que me hubiera gustado haber c…

Agoraphobia, ruido; Löbison, locura; Astropálido, precisión. Así fueron las tres caras del rock en el Pop Caac

Tres grupos, tres estilos. El ciclo Pop Caac presentó el pasado 30 de agosto, en el Centro Andaluz de Arte contemporáneo de Sevilla, las diferentes propuestas musicales de Agoraphobia, Löbison y Astropálido, ejemplos más que evidentes de que la música tiene diferentes interpretaciones y un único objetivo: el disfrute del público.


Después de tanto tiempo esperando a poder ver su directo, al fin lo conseguí y no defraudaron. Agoraphobia fue el primer grupo en subirse al escenario del Pop Caac y pusieron el nivel de decibelios más alto de toda la noche. Como un auténtico y poderoso huracán, cinco miembros formaban para la ocasión las filas de una banda que destiló rock y punk desde el minuto uno. A pesar de lo estáticas que parecían sus figuras al comienzo, poco a poco la provocación aparece en la actitud de Susana al micro... Por cierto, micro que jugó una mala pasada en mitad del concierto al desconectarse el cable, pero que no hizo otra cosa que poner de manifiesto la gran profesiona…