Ir al contenido principal

Playlist "Ábrete de Orejas"

Entrevistamos a Sala and the Strange Sounds: ¡Vamos a dar caña!

Sala Elassir es el frontman de Sala & the Strange Sounds y, justo antes de la prueba de sonido previa a su concierto, nos atendió amablemente en esta charla extensa y amena sobre sus vicisitudes e impresiones del mundo de la música. Y, aunque el ambiente que nos rodeaba era frío y lluvioso, a Sala no se le cayeron los anillos y entramos fácilmente en calor con la conversación.

En mayo se lanzó vuestro primer LP “It´s alive!” y, después de echarlo a rodar en todo este tiempo, ¿cuáles son tus primeras impresiones sobre la respuesta del público?
La verdad es que mejor imposible, estamos halagadísimos. Vemos que está gustando mucho y la respuesta a pie de público es impresionante. Cada vez hay más y más respuesta en salas más y más grandes en diferentes ciudades. También a nivel de prensa y medios hemos recibido muy buenas críticas. Para ser un grupo tan independiente, nos llega cada vez más el comentario de gente que se piensa que llegamos desde la estratosfera, y nos dicen: “pero ¿qué respaldo tenéis?”. Lo hemos hecho todo desde casa casi y nos enorgullece ver que el disco, el videoclip y los singles se han colado en medios tan potentes como la MTV. Nos hemos metido en muchos sitios que pensábamos al principio que sería imposible… a no ser que pagases, claro (risas) o chanchullos corporativos, sabes, …Estamos muy orgullosos y muy contentos.

Siempre los inicios son duros…
Hay que currar y currar y currar. Lo tenemos clarísimo.

Me lo imagino… Cuéntame un poco como han sido tus comienzos, ¿por qué te decidiste a participar de lleno en el proceloso mundo de la música?.
Estaba viviendo en Londres y me surgió la oportunidad de grabar un disco, antes de estar en este proyecto, con bastante respaldo discográfico, muchos medios, mucho apoyo… Yo entonces trabajaba en otras cosas, tenía una vida normal (risas) … Me hicieron una primera oferta bastante interesante y, con 24-25 años me dije ¡vamos!, ¡nos tiramos a la piscina y a ver que tal! Fíjate que, irónicamente, no me gustó nada en lo que me metí. Aunque teníamos todo lo que no tengo hoy, venía con unas directrices muy claras de cómo tenía que componer, cómo tenía que cantar, cómo tenía que vestirme, … Es un tópico, pero sigue pasando (risas) y lo he vivido yo sin ir más lejos. Si hubiera sido mejor actor, me hubiera salido mejor, pero como se me da fatal disimular… Ya que conocía muchas salas de Londres y me había hecho un hueco, decidí aventurarme y, ya que estamos haciendo esto, si vamos a morir, muramos de pie, ¿sabes? (risas) Y ahí fue un poco donde comenzó el grupo.

Ahora ya ha empezado tu gira, y tengo entendido que vuestro directo es bestial, así que…
Si, si. ¡Vamos a meterle caña!

¿Que respuesta le das tú a la gente ante esas expectativas? ¿Qué ofrecéis en directo?
Voy a ir a los orígenes del grupo. En Londres hay 40.000 grupos y salas, levantas una piedra y te salen 8 grupos, igual que aquí con los abogados (risas) y, estando ahí, aprendimos una cosa desde el primer momento. No vale con sonar bien o ser agradables, tienes que dejar a la gente impactada de alguna forma, porque si no mañana cuando se levanten, y digan “¡ah, estuvo bien!”, no te sirve. Hay que llegarles, tienes que mostrarles, tienes que comunicar, tienes que … que se queden contigo y que flipen, que corran la voz, que hablen con sus amigos y que al siguiente concierto se apunten más aún y es una cosa que parece una tontería, pero es algo que captamos desde el día uno y que esperamos no perderla. Dicen que la gente se acomoda y eso, … pero por ahora vamos bien (risas), no estamos nada acomodados.
Por otro lado, fue un halago y un honor trabajar con el primer productor en Londres que nos grabó el EP, . Le conocimos en una fiesta e hicimos buenas migas. Resulta que había ganado varios Grammys y que había trabajado con Bowie,… Una leyenda viva para mí y, cuando nos dijo que quería trabajar con nosotros, flipé en colores. No me lo creía. Nos dio una lección muy importante, que fue la de tener muy claro la respuesta a “¿tú por qué eres especial? ¿qué me vas a dar a mí?” En Londres había un montón de electrónica, tirando a la música dance, y mucho cantautor tristón, melancólico… (risas), así que dijimos “¡tío, un poco de vidilla!” Y de todas las opciones que teníamos,  apostamos por este sonido, para que la gente no pare de bailar y de gritar, metiéndoles un poco de caña, que hoy en día también hace falta. Tal y como está la cosa... No entiendo que con la que está cayendo no haya más grupos punk por ahí (risas)…

Hablando un poco de etiquetas, ya he oído alguna y los parecidos razonables… A mí no me vale eso. De primera mano, ¿qué influencias has recibido tú de una polis cómo Londres?
Desde pequeño me van mucho los Beatles. Soy muy Beatlemaníaco, me parecen de lo mejor que ha pasado en este mundo. Y quizás se nos nota mucho en bastantes canciones. Beatles, Kings, todo muy años 60, y a nivel de composición se nota mucho. Algo más nuevo que hemos incorporado son los Clash, que me parecen un grupazo, tanto a nivel del rollo que tenían, como la fuerza, el sello, las canciones. No eran los típicos punkies como Sex Pistols: no se toca, vengo a hacer ruido y esto es todo mensaje y cero música. Al contrario, eran músicos muy buenos y tenían mucho coco. Las letras de Joe Strummer me parecen buenísimas.

Con un EP y un LP bajo el brazo, en vuestro repertorio de directo ¿rendís algún tipo de homenaje? Es decir, ¿hacéis alguna versión?
Ah, sí, sí… de los Clash, asiduamente. Haremos una versión nuestra del “Death of Glory”, que además es un tema que vamos a grabar el lunes con una publicación en Madrid. Joe Strummer murió hace 10 años en diciembre y vamos a grabarlo como homenaje y, como estamos con el tema, pues estamos tocándolo bastante. Además, un poco de Los Ramones, Police… Setentero punkie…(risas) que está bien para animar a la gente y mover todo.

Como tienes el carácter internacional que tienes, no sólo por tu procedencia sino por tu bagaje, ¿qué principales diferencias observas tú entre Inglaterra y España en cuanto a público, y cómo está el mundo musical en general?.
Pues yo creo que está bastante mal en todos lados por razones muy diferentes. Londres es un sitio muy grande, con mucha música y mucha onda a pie de calle, a pie de garitos. Pero llega a un punto en el que también tiene sus limitaciones. El mercado allí es muy relevante, muy lucrativo a nivel internacional y tiene unas barreras económicas bastante fuertes, casi de monopolio, y un grupo independiente como nosotros se puede topar con un muro. Cada línea de prensa, cada minuto de radio, cada aparición televisiva, no es que se pague directamente pero se paga, ¿sabes?. Hay mucho dinero que tiene que pasar entre varios intermediarios, entre diferentes medios y corporaciones, para que llegues.

Piensas que Inglaterra es un país más abierto, pero cualquier cosa que se escuche y que llegue al público, aunque sea punk, underground… seguro que ha habido marketing y que hay mucha mano metida por ahí. Irónicamente, y sin ofender a nadie, por mis prejuicios pensaba que en España había más amiguismo pero aquí, con los pocos recursos que tenemos y el poco apoyo existente, nos encontramos haciendo nuestra música, que al final es lo que importa. Hemos logrado, volviendo un poco a la primera pregunta, romper varios muros y obstáculos con los que, a priori, todo el mundo nos decía:  “olvidaros, tío, aquí no hay nada que hacer”… por alguna razón hemos conseguido llegar a diferentes sitios sin haber pagado. Inglaterra sigue siendo más rica a nivel de actividad cultural musical. En España, creo que en los últimos 10 años se la han cargado, por varios factores. Hasta los 90 casi 2000, había como una clase media de grupos y de músicos, que igual algunos eran superestrellas, pero había grupos muy respetables, muy buenos, que vivían más o menos bien de su música. Desde Extemoduro hasta Los Secretos, Celtas Cortos, Seguridad Social,…

Había movimiento, había grupos, había variedad. Igual no estaban todos forrados, pero más o menos vivían dignamente de lo que hacían. Y entre Internet, las descargas gratuitas ilegales, Operación Triunfo y todo el fenómeno que se creó alrededor de eso, a los grupos se les empezó a negar la salida y la llegada al público masivo. A eso le unes el chanchullo de los ayuntamientos, los cachés,… Eso lo que hizo fue distorsionar el mercado y realmente premiar a los artistas que tenían más cabida en las fiestas de los pueblos y la música popular en ese sentido pero quizás no en el sentido del mercado, pues los que más cobraban o los que mejor iban no eran quizás los que vendían más discos o los que más seguidores tenían en diferentes núcleos de ciudades en España. Ahora con la crisis, y que la industria está de capa caída, está el país jodido, en ruinas, a nivel económico, pero lo bueno de esto es que se ha derrumbado parte de esta estructura que ha sido tan nociva para la música y se está viendo el comienzo de algo nuevo, un poco de aire fresco, que no lo había hace 5 años, por ejemplo.

Volvamos otra vez a los cimientos. Las comparaciones siempre son odiosas, pero, volvemos como cuando la famosa movida de los 80…
No tiene nada que ver… Qué envidia los que pudísteis vivirlo (risas)…

Relacionando un poco aquello con lo vivido actualmente, este es un mundo muy difícil pero ¿qué queda por inventar?
Muchísimo. Lo mismo que ahora está todo el mundo asustado y jodido, ya que todos los modelos de negocio y mercado se han derrumbado, también este caos y vacío ha generado mucho espacio para ser creativo, ya no sólo a nivel musical, sino también en cómo mover a la gente. Es un reto bastante duro, pero nosotros estamos todos los días intentando reinventarnos para que esto funcione. Hemos tenido la suerte de crear nuestra propia burbujita que, quizás no es la forma de operar de la industria y de los medios de comunicación convencionales. Ahora ya no funciona eso de que en seis meses te organicen un circuito, triunfes y ya está. Pero, esto ha dejado de ir bien por no haber dejado de inyectar mierda, y si te dedicas sólo a inyectar mierda pues te cargas la máquina, ya no conectas con la gente. Por eso, es muy importante indagar sobre las formas de llegar a la gente de forma más alternativa, más directa.

Hace poco tuvimos noticias del cierre de una sala de la ciudad que pertenecía y fomentaba estos circuitos de conciertos que, de otra forma, se antoja difícil de acceder y acercando a los artistas con un contacto más directo. A modo de resumen, ¿hacia dónde vamos?
Esto está muy complicado. Sin ir más lejos,  la música es arte, idiscutiblemente, pero alrededor de ella debe haber cierta maquinaria para que funcione, tanto salas de directo como ventas y distribución de material sonoro, así como medios de difusión. En España la economía está moribunda. Hace unos años, la gente iba a cuatro o cinco conciertos al mes, y ahora, no. Es comprensible, porque la música es un lujo y hay antes otras prioridades. Y, eso, súmale la subida de impuestos que lo a convertido todo en inasumible. Cuando pones una entrada a 8 euros, porque no puedes ponerlas más caras, un 21% va para el estado, un 10% para la SGAE, y el resto, obviamente, debe ir para la sala, los músicos, el promotor… Estamos haciendo todos malabarismos para sobrevivir y sacar esto a flote, porque no nos queda otra. Espero que no dure mucho porque esto explota. Entiendo que hay problemas estructurales en el país que se deben solucionar pero, antes que subir el IVA a los músicos, que estamos muertos de hambre, habría que aplicarlo a otros sectores que pudiera asumirlo o a otros sectores demográficos. En fín, ahí estamos. Luchando.

Quiero terminar de modo optimista. En mayo salió el disco y estamos ya a finales de año. ¿Tenéis nuevas canciones preparadas?
Tenemos muchos temas nuevos y algunos los tocamos ya en directo. Además de un single que sacaremos con el homenaje a The Clash, en diciembre, y por otro lado, aprovechando que la gente nos dice que nuestro disco suena mejor en directo, tuvimos la suerte de grabar un directo para un programa de Radio Nacional y nos lo regalaron para poder echarlo a rodar. Esto saldrá como un EP a parte. Y, a comienzos del año que viene, grabaremos una colaboración con un artista que aún no puedo nombrar, pero que en el año 1977 tuvo un número uno en todo el mundo y que lo vamos a intentar revivir con él. Estamos francamente ilusionados y espero que para primavera podamos tenerlo publicado. Además, esperamos que para el verano también podamos tener más temas nuestros en el mercado, no sólo las versiones.

Muchas gracias por atenderme, aún a costa de robarle algo de tiempo a las pruebas de sonido.
Ha sido un placer. Al contrario, muchas gracias a ti y nos vemos en el concierto.


Si alguna vez se te cruzan por el camino, no dejes de asistir a su potente directo en el cuál vas a pasarlo de maravilla, bailando y participando de un rollo que evoca a tiempos pasados, pero con la perspectiva de la década que vivimos.



Comentarios

Entradas populares de este blog

David Guetta feat. Sia - "Titanium"

Vamos a escoger una manera impactante para comenzar nuestro año en el blog y la va a protagonizar David Guetta, con su impresionante tema "Titanium". ¿Por qué me gusta esta canción? Pues porque, a medida que avanza, va entrelanzando los medios tiempos iniciales con una explosión de sonido que te lleva, en segundos, desde no escuchar nada a la máxima potencia, justo en el estribillo, para luego descender al suelo y volver al tiempo marcado por una guitarra apagada, tal y como empieza. Si a esto se une que este hombre posee una habilidad particular consistente en rodearse de voces femeninas potentes (en esta ocasión se trata de la australiana Sia) da como resultado una pieza que te pone los pelos de punta, en según que momentos claro.


Por si me queréis acompañar, aquí tenéis el link para ver el vídeo y, si no tenéis ganas de verlo ahora, arriba tenéis la canción a secas, que ya es suficiente por si sola.


Debo reconocer que este es uno de esos temas que me hubiera gustado haber c…

Black Pumas publican álbum debut lleno de soul elegante

Desde Estados Unidos, la ciudad de Austin nos trae el privilegio de conocer a Black Pumas, dúo que publica disco homónimo lleno de apologías soul para el sello ATO Records/PIAS.

Es agradable ver que nos pueden seguir sorprendiendo positivamente en el mundo de la música. Es el caso del nuevo proyecto gestado bajo el sugerente nombre de Black Pumas. Detrás se amparan los nombres de Eric Burton y Adrian Quesada, joven y recién llegado el primero junto con un experimentado guitarrista y productor como es el segundo.
Nos presentan su álbum debut homónimo, publicado bajo el sello ATO Records/PIAS, un conjunto de diez composiciones llenas de groove, funk y soul de sonido ciertamente vintage. Dúo que, a la sazón, podrían recordar de lejos a The Black Keys, pero que poseen identidad propia dada la musicalidad del vocalista Eric que otorga una "negritud" más que digna y a elogiar con un timbre de falsete muy agradable.
El primer sencillo es "Black moon rising", tema con el …

Enrique Bunbury - "Enganchado a ti"

Hay ocasiones en las que sientes algún tipo de adicción y, hasta ahora, no he encontrado mejor canción para expresarlo con tanta claridad de ideas. En su tercer álbum Flamingos, el carismático Enrique Bunbury incluyó esta magnífica Enganchado a ti que puede aplicarse a muchas de esas debilidades.

Cuando la escuchas, puedes pensar que se está refiriendo a casi cualquier cosa. Lo puedes aplicar a cualquier aspecto de tu vida. Puedes estar enganchado a las drogas, al alcohol, al tabaco, al juego... pero, me gusta pensar que la letra se refiere a la adicción por una persona. Con cada uno de los versos, se va creando un mundo en el que todos nos podemos sentir identificados alguna vez y sentimos esa extraña sensación de falta de dominio de la situación, porque estamos totalmente enganchados.
En mi caso, además, tengo que admitir mi adicción a este animal de escenario y la quiero compartir con todos vosotros. Aunque al vídeo le falte algo de luz, desde mi punto de vista, tiene un gran soni…